La jugadora de la semana: Mai Garde

Mai Garde, capitana de Osasuna Femenino, lleva 4 temporadas en el club, en las cuales ha conseguido dos ascensos.

Como casi todas las niñas empezó jugando con los niños y su carrera deportiva no ha sido fácil. Le llamó el Burdalés y después el Amaya, donde jugó con su hermana Bea y, de ahí, a Lodosa. Sin demasiadas oportunidades, se fue al fútbol sala, donde estuvo varios años y llegó también a jugar en la máxima categoría en Orvina y después en Txantrea. Ahora lleva 4 temporadas en Osasuna con el objetivo de llevar al equipo de su corazón a la máxima categoría.

De familia futbolera y, sobre todo, rojilla, Mai compartió su pasión con sus hermanas, Bea y Raquel, y sus padres, todos socios de Osasuna. Por ello, su sueño se cumplió cuando pudo estrenar el fútbol femenino en El Sadar. “Si esto es un sueño, que nadie nos despierte. 10.250 gracias”, dijo tras el partido en Twitter. Un sueño que continúa con el reto de pelear por el ascenso.

Osasuna femenino

Hoy indagamos un poco más en la fundación y trayectoria del equipo femenino, el cual ha realizado una gran temporada.

El 19 de mayo de 2016, el Club Atlético Osasuna puso en marcha la Fundación Osasuna Femenino, un proyecto cuyo objetivo era dotar de una estructura sólida a jóvenes jugadores y de esa forma animar, ilusionar y formar niñas para hacer crecer el fútbol femenino.  Sin embargo, uno de los más ambiciosos objetivos a largo plazo fue el de contar con un equipo rojillo en la Primera División Femenina.

En sus tres años de existencia, Osasuna femenino ha logrado dos ascensos. En la temporada 2016/17, bajo las órdenes de Ioseba Sesma, el equipo rojillo salió campeón de la categoría Regional navarra, ascendiendo así a la Segunda División Femenina. Campaña en la que el equipo finalizó en cuarto lugar, lo que supuso un punto de inflexión y tuvo como consecuencia la llegada de Mikel Bakaikoa al banquillo rojillo. Bajo sus órdenes Osasuna Femenino se proclamó campeón de Segunda Femenina y de la Copa IMQ. Además, se disputó la fase de ascenso a LaLiga Iberdrola, cayendo en semifinales ante el Santa Teresa de Badajoz.

En la pasada temporada, el equipo femenino estuvo a un paso del ascenso el cual no se materializó por la victoria del Alavés ante el Atlético de Madrid, ya que las vitorianas disponían de tres puntos de ventaja.

Desde la Federación de Peñas Osasunistas-Beti Gorriak animamos a nuestras chicas a seguir trabajando y luchando por nuestros colores.